El dólar bajó 5 pesos en Octubre, pero la suba de la tasa de interés y el plan de desarme de las Lebac, empieza generar una nueva bola de nieve.

El Banco Central cumplió finalmente con el primer mes de política monetaria contractiva. Consiguió con la fuerte absorción de pesos para reducir las presiones en el mercado cambiario.

El BCRA se encuentra aprovechando la caída del tipo de cambio para hacerse de un diferencial a través del mercado de futuros. Ya casi margen para seguir operando estos contratos, ya que el FMI lo obligó a mantener el stock de los contratos de futuros hasta diciembre y a partir de ahí reducirlo hasta llevarlo a cero.

El mercado cambiario que arrancó con un dólar en 41,94 pesos y terminó el mes en 36,98 pesos. Sin embargo, este programa monetario, no logra despejar las dudas en donde la principal incertidumbre se concentra en la acumulación de los pasivos monetarios por parte del BCRA.

Es decir, la deuda en Leliq pasó de 432 mil millones a 584 mil millones de pesos en octubre, un incremento del 35%. Mientras que las reservas internacionales cerraron en 53.945 millones de dólares, con una baja de 95 millones. Si no hubiera sido por los 5631 millones que ingresaron por el giro del FMI, las reservas hubieran cerrado el mes en 48.314 millones, lo que significa una pérdida de 678 millones.

El Central mencionó que al menos hasta finales de diciembre no bajará las tasas del 60%. Esto implica ganancias para los inversores, al menos mientras el tipo de cambio se mantenga. Por lo que, los inversores que apostaron por activos en pesos en octubre se llevaron punta a punta casi el 5 por ciento por la tasa de interés (por ejemplo de los plazos fijos) más la apreciación nominal de la moneda del 13%.

Para entender la magnitud de lo que esto significa, anualizado implicaría ganancias de más de 100% en dólares. Por supuesto, no existe una economía que pueda sostener estos rendimientos en dólares, por lo que, no pueden pagarse estos retornos sin que esto genere un impresionante desequilibrio financiero, que algún momento habrá que afrontar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here