El líder del sindicato de colectiveros, Roberto Fernández, confirmó la suspensión de la huelga general; pero otro sector de la CGT aseguró que continuarán las demandas y convocatorias de marchas y movilizaciones si las cosas no salen en los términos que plantea la central.

La CGT y los empresarios acordaron con el Gobierno el pago de un bono de fin de año de 5 mil pesos que se abonará en dos cuotas: una en noviembre y otra en enero de 2019. Ahora bien, la amenaza de convocar a un nuevo paro general por 36 horas sigue vigente y un sector de la central la mantiene encendida.

El Decreto del Poder Ejecutivo ya fue enviado a la Secretaria Legal y Técnica donde se evaluará, y trabajará su redacción definitiva. Mientras tanto, el sindicalismo decide los pasos a seguir. Por un lado, están quienes ya abortaron la idea del paro general de fin de año, otros mantienen viva la idea.

Es que, pese a la obligatoriedad para los privados, la UIA advirtió que el 60 por ciento de las empresas no podrán hacer frente al pago de un plus de fin de año. Así lo hizo uno de los vicepresidentes de la entidad fabril, Daniel Funes de Rioja, aclaró que el plus sería para «aquellos convenios que firmaron subas del 15 o 20%». Según el dirigente, «si no se puede pagar en dos cuotas, y se puede pagar en tres o en cuatro, se podría acordar en un marco de negociaciones entre trabajadores y empresarios».

Así, por un lado, el líder del sindicato de colectiveros y miembro de la «mesa chica» de la CGT Roberto Fernández admitió que el bono se trata de un paliativo menor para los trabajadores, pero confirmó la suspensión de la huelga general. «Si queremos paz social y que el Gobierno termine su mandato tenemos que tener diálogo», manifestó en declaraciones radiales.

Sin embargo, otra postura permanece activa porque uno de los titulares de la Confederación General del Trabajo y representante del Sindicato de Trabajadores de la Sanidad Argentina, Héctor Daer, en radio Mitre se refirió a la posibilidad de realizar un nuevo paro general. “El paro no es un fin en sí mismo”, dijo y continuó: “Nosotros estamos planteando una medida de fuerza si no hay respuesta a los reclamos. Esto es el principio para atenuar la situación crítica que están pasando los trabajadores, sobre todo aquellos que no han podido recomponer su salario. Esto va a ser evaluado en la reunión del consejo directivo y si todo sale en los términos que estamos planteando, seguramente no habrá medida de fuerza”.

¿Cuáles son los términos que propone la CGT? Terminar de cerrar el texto del decreto para que sea carácter universal para todos los trabajadores, “porque el sector público también está en una conversación paralela con los compañeros de UPCN“, señaló.

Pero, el ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, confirmó que el bono de hasta 5 mil pesos será obligatorio para el sector privado y tendrá un carácter de no remunerativo. Además aseguró que no incluye al sector público porque la paritaria no está abierta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here